Conciliar el sueño rápido

La mejor manera de conciliar el sueño es estar cansado.

Parece obvio, ¿no?

Trata de acabar el día lo suficientemente cansado como para que al llegar a casa, tu mente no quiera distraerse con otra cosa que no sea dormir.

Escucha música relajante antes de dormir y sobre todo, no realices ninguna actividad que pueda estimular el cerebro (jugar al móvil o al ordenador) antes de irte a dormir.

También puedes recurrir a infusiones. La tila viene muy bien para conciliar el sueño tomándola una hora o media hora antes.

Si te levantas con algún tipo de molestia, no estaría de más revisar el sitio donde duermes.

mujer durmiendo almohada
La postura influye en el descanso